- Uncategorized

Cómo sobrevivir a una sesión de exámenes sin volverte loco

Desde que estudias en la preparatoria, se llegan a reajustar los ritmos de estudios y en consecuencia los exámenes.

Por ejemplo, si ya viste la Convocatoria UNAM 2019 primera vuelta, definitivamente no te prepararás para este examen un día antes, ni una semana antes… debes hacerlo con antelación para aspirar a tener un lugar.

De igual forma, ya estando en la universidad notarás que las sesiones de exámenes es un período abrumador para cualquier estudiante debido a la gran cantidad de estrés con el que necesitas lidiar.

El corazón comienza a acelerarse incontrolablemente, lo que hace imposible que te concentres en lo que tienes que estudiar, tu mente parece funcionar en tu contra porque sientes que no puedes recordar más información y el nivel de ansiedad aumenta considerablemente.

Saber que tienes que aprobar todos los exámenes te hace sentir mucha presión, lo que podría hacer que el periodo de exámenes se sienta como un infierno si no te preparas adecuadamente y te mantienes organizado.

  1. a) Comienza a estudiar temprano antes de la sesión de examen

El mayor error que la mayoría de los estudiantes hacen es esperar hasta la noche anterior al examen antes de comenzar a estudiar y solo pierden tiempo y energía porque sus cerebros no pueden asimilar tanta información en tan solo unas horas.

Además, permanecen despiertos toda la noche e incluso si aprenden un poco de lo que tienen que estudiar, en la mañana del examen están demasiado cansados para recordar algo.

Por lo tanto, para asegurarte de que estás bien preparado para aprobar todos los exámenes, debes comenzar a estudiar antes de que llegue el periodo de exámenes.

REFERENCIAS: YouTube || UNITIPS || UNAM

Si no deseas sentirte afligido por la gran cantidad de información que necesitas tener en cuenta en unas pocas horas, lo que será un método de aprendizaje ineficaz, debes mantenerte organizado y estudiar para cada uno de tus exámenes la cantidad correcta de tiempo.

  1. b) Establece metas por día y recompénsate después de alcanzarlas

Por otro lado, hay estudiantes que se olvidan de cualquier otra cosa en sus vidas cuando pasan por el periodo de exámenes y solo se aíslan estudiando continuamente.

Este también es un método ineficaz de estudiar porque solo sobrecargas tu mente sin darle el tiempo necesario para relajarte.

La mejor forma de aprender cuando estás pasando la sesión de examen es encontrar el equilibrio adecuado entre estudiar y los descansos que tu cuerpo y mente necesitan que tomes de vez en cuando aunque visita Unitips para ver tu progreso.

Para poder hacer malabarismos con esos dos, debes establecer hitos y, después de alcanzarlos, puedes relajarte recompensándote con algo que disfrutes como pasear, salir a tomar un café con tus amigos, ver una película o incluso para tomar una siesta.

Saber que hay una recompensa esperándote después de que alcances tu meta te va a dar la motivación correcta para trabajar duro por ella y además harás que tu estudio sea más placentero cuando lo combines con las cosas que te gustan.