- Uncategorized

Reclutadores de agencias junior vs headhunter

Si te encuentras en este mundo del reclutamiento, te muestro a continuación dos de las variantes con las que me he topado e igual podrías considerar cambiar tu perfil si sientes que tus fortalezas se utilizan mejor en una versión diferente de lo que ya estás haciendo.

Y como en todo, uno no termina de aprender y las cosas no terminan de cambiar y adaptarse por lo que seguimos ajustándonos.

REFERENCIAS: YouTube || Staff Selection || Forbes

En el mundo del reclutamiento podemos encontrar a los reclutadores de agencias junior y a los headhunters, veamos

a) Reclutadores de agencias junior

A la mayoría de las agencias (especialmente las grandes), les gusta contratar a personas con aproximadamente 1 o 2 años de experiencia en ventas o directamente de la universidad.

Lo hacen porque lo que aprenden en un entorno de ventas es similar a la forma en que necesitan desempeñarse en el reclutamiento.

Un título universitario y 2 años de experiencia es ideal. Además, no tienen que pagar mucho.

El lado negativo: exactamente lo que obtienes, un graduado de 2 años de la universidad que realmente no sabe nada sobre el mundo de los negocios todavía o las posiciones para las que está reclutando.

Resultado de imagen para headhunter

No es de extrañar que tantos candidatos sean rechazados por los reclutadores.

Imagina la disparidad en la calidad de la conversación si en un extremo de la conversación hay alguien recién salido de la universidad y en el otro extremo un DBA Oracle 10g RAC o un Director de Finanzas y Contabilidad.

Desde esta postura, es lógico observar que en este grupo vamos a encontrar muchos reclutadores que se perderán en el camino.

Y el verdadero problema está en el entrenamiento, no es culpa del graduado universitario que acaba de salir de la escuela.

De hecho, están ansiosos por aprender.

Muchas compañías hacen un trabajo muy pobre en la capacitación de sus empleados, lo que es un gran daño para sus clientes, hacia los candidatos y los reclutadores.

Lo más importante que podemos rescatar aquí, además de la disciplina y la persistencia, es que los reclutadores deben apreciar y comprender realmente su papel como “proveedores de servicios”.

Ser “orientado al servicio” se ha convertido en una llamada perdida.

b) Headhunter

El término Headhunter se usa para describir la forma más agresiva y especializada de reclutamiento.

Esto puede verse como el lado extremo, es decir, es jugar en los niveles más altos del campo.

Rompe todas las reglas y preserva la esencia al destilar verdaderamente todo la erudición de un buen proceso y la construcción de relaciones en algo nuevo que en sí no se puede tocar.

Este es un alto nivel de rendimiento que requiere ingenio y tacto, así como perseverancia y comprensión de la industria del nicho en la que se está reclutando.

En este sentido, el ser llamado Headhunter es un privilegio que se debe ganar.

En este nivel, el reclutador se convierte en un Headhunter al ir más allá de los procesos y trascender la capacitación.

Un verdadero Headhunter es imaginativo e ingenioso para ubicar a los mejores talentos y presentarles una apertura laboral adecuada.

Así que en tu caso… ¿con cuál de estas dos casos te identificas?